La reapertura económica en la región ha permitido la reactivación empresas y empleos.

En los últimos seis años, el departamento supo identificar los nueve principales encadenamientos productivos de la región. Especialmente, aquellos que tienen mayor potencial de crecimiento, sofisticación, creación de empleo e internacionalización.

Pese a la latente incertidumbre que la emergencia sanitaria ha generado en todos los ámbitos y latitudes, el Valle del Cauca sigue firme en su intención de superar esta coyuntura y mirar hacia adelante.

Por eso, de acuerdo con Carlos Andrés Pérez, director de la Unidad Económica y de Competitividad de la Cámara de Comercio de Cali (CCC), el principal desafío que debe enfrentar la economía regional es el de retomar la senda de creación de empleo que venía mostrando hasta febrero de este año. 

Cali, según él, fue la ciudad colombiana que entre febrero de 2016 y 2019 creó más empleos, superando a otras de mayor tamaño como Bogotá y Medellín, teniendo en cuenta que la mayoría de estos fueron originados en el sector formal de la economía, llevando a que la tasa de informalidad laboral fuera menor al 50 por ciento.

“La creación de empleo formal en Cali y el Valle del Cauca pasa por impulsar la sofisticación productiva, la internacionalización, el desarrollo tecnológico y la productividad de los principales sectores económicos de manufacturas y servicios de la región, así como por la promoción de la inversión extranjera”, explica Pérez.

Igualmente, el experto aseguraque esta región parte con una gran ventaja y es la de haber consolidado en los últimos años el programa de Iniciativas Clúster de Cali y el Valle del Cauca, que es coordinado por la Gobernación, la Alcaldía de Cali y la Cámara de Comercio de Cali, en el marco de la Comisión Regional de Competitividad e Innovación.

Así, añade Pérez, en los últimos seis años se identificaron los nueve principales encadenamientos productivos de la zona, es decir, aquellos que cuentan con mayor potencial de crecimiento, sofisticación, creación de empleo e internacionalización.
A su turno, la Gobernación del Valle, en cabeza de Clara Luz Roldán González, indica que la reapertura económica en la región ha permitido, a la fecha, la reactivación de alrededor de 48.000 empresas y 518.000 empleos, lo que representa cerca del 40 por ciento de las compañías del departamento.

En esa línea, el director de la Unidad Económica y de Competitividad de la CCC señala que se están diseñando e implementando estrategias para el fortalecimiento de las capacidades, la productividad y la competitividad de los emprendedores y empresarios, con especial enfásis en la articulación con todo el ecosistema de emprendimiento, los sectores productivos y los gremios del Valle, para tomar medidas conjuntas y coordinadas mediante la instalación de la mesa permanente de reactivación económica, liderada por la Secretaría de Desarrollo Económico y Competitividad de la Gobernación del Valle del Cauca; también, se trabaja en el acompañamiento y asesorías para la reinvención y la transformación digital de las empresas del departamento; así como en el fortalecimiento del Clúster de Economía Digital para el desarrollo e implementación de tecnologías que conduzcan a la productividad y competitividad de las empresas.

De igual manera, la formación virtual y diseño de webinarios en temas estratégicos para los empresarios; y el apoyo para la gestión y acceso a capital semilla, con recursos departamentales, nacionales o internacionales, y el fortalecimiento del fondo de inversión de recursos no reembolsables ‘ValleINN’, que lanzó en el primer trimestre una convocatoria para jóvenes por un valor de $1.000 millones, beneficiando a 25 emprendedores jóvenes del departamento.

Sobre esos planes para la reactivación del Valle, Pérez anota que la Comisión Regional de Competitividad e Innovación está coordinando la estructuración de la Estrategia Regional de Reactivación e Impulso a la Competitividad, y que esta comisión es presidida por la gobernadora Roldán, donde también participan varias instituciones y entidades aliadas que soportan técnicamente el trabajo que allí se realiza.

Cinco fortalezas
Esta estrategia, aclara el directivo, se enfocará en dos frentes: dinamizar el trabajo de los clústeres regionales priorizados, apalancando su desarrollo y crecimiento en las principales fortalezas competitivas de la región. Y el segundo, poner en marcha la ‘Estrategia de Reactivación’, que busca impulsar los modelos de negocios que se apalancan en las principales fortalezas competitivas de la región.

“Este conjunto de habilidades ha sido sintetizado en una narrativa estratégica de competitividad conocida como ‘Un Valle Que Se Atreve’, donde se han identificado cinco de esas ventajas destacadas en la región y sobre ellas esperamos apalancar el crecimiento de los clústeres empresariales y de la economía en general”, subraya Pérez.

Estas cinco fortalezas competitivas corresponden al sobresaliente desempeño del Valle en actividades relacionadas con los bionegocios y la economía circular; sus ventajas para la Inversión Extranjera Directa (IED); la infraestructura exportadora  y de conectividad con los principales centros de consumo del país; la red de ciudades del departamento y la gran capacidad de formación y atracción de capital humano a la región.

En cuanto a los sectores en los que están puestas las mayores esperanzas, el funcionario de la CCC resalta que entre los nueve clústeres los cuales representan las apuestas productivas regionales, se estima en el corto plazo un desempeño destacado en los de Manufactura Ligera y Servicios Empresariales, es decir, macrosnacks, proteína blanca, belleza y cuidado personal, excelencia clínica y energía inteligente.

“En el mediano plazo, esperamos que las empresas de los clústeres de Economía Digital, Sistema Moda y aquellas relacionadas con el mundo de la construcción, específicamente con el clúster de Hábitat Urbano, dinamicen la creación de empleo en la región. De otra parte, cuando se active el turismo, confiamos en que los atractivos y productos de experiencias de Cali y el Valle del Cauca recuperen el dinamismo que observaban hasta febrero de este año”, enfatiza Carlos Andrés Pérez.

El sector turístico, según lo expone Stefanía Doglioni, directora ejecutiva del Cali Valle Bureau, viene trabajando de la mano de los diferentes actores de la cadena de valor para visualizar y llevar a cabo su reactivación, con lo cual buscan que el mundo vuelva a poner sus ojos en Cali y el Valle del Cauca.

Ese macroplan, indica Doglioni, se ha trabajado en dos fases. La primera, enfocada en realizar un diagnóstico de la nueva realidad a la que se enfrenta el turismo y en la identificación de los nuevos retos que se tenían como destino; mientras que en la segunda se definieron tres grandes objetivos: fortalecer la competitividad de la región, orientar la promoción del Valle incentivando la demanda regional, nacional e internacional, y realizar alianzas que apoyen, articulen y potencialicen las acciones de recuperación turística de la región.

Fuente: El País.
Disponible enhttps://www.eltiempo.com/mas-contenido/la-economia-valluna-hace-frente-a...