El complejo industrial producirá 520.000 toneladas al año de varilla corrugada, que sustituirá en un 100% a la que viene del país asiático.

El país tiene lista una planta industrial que en noviembre próximo comenzará a producir el acero suficiente que reemplazará al que se importa de China.

Se trata del complejo industrial Ternium Palmar de Varela, ubicado en el municipio del mismo nombre en el departamento del Atlántico, cuya inversión para su montaje superó los $270.000 millones y que producirá poco más de 520.000 toneladas de acero corrugado al año.

La iniciativa, primera de sus características en la zona norte del país, posee un área total de 120 hectáreas, de las cuales 99 hectáreas se utilizaron para el desarrollo del proyecto, y en cerca de 30.000 metros cuadrados de superficie se realizó el montaje de la planta.

Además, en su construcción de obra civil se emplearon a 800 personas de la región, y una vez entre en operación tendrá 300 empleos directos, 1.500 indirectos.

“La planta estaba ad portas de iniciar sus pruebas finales de producción en marzo pasado, para así dar comienzo a la producción comercial en abril pasado. Pero justo apareció la pandemia lo que obligó a aplazar el arranque del complejo”, señaló Sebastián Castro, presidente ejecutivo de Ternium para Colombia.

El vocero recalcó que para el montaje de la planta se acudió a la mano de obra colombiana, pero la tecnología es totalmente italiana, tanto en el diseño como en la operación de la infraestructura.

Sin embargo, con el inicio de la emergencia sanitaria los técnicos regresaron a su país. Es decir, que hasta que no regrese este personal técnico de Italia para hacer las respectivas verificaciones de calidad, la planta no puede dar inicio a la producción de acero corrugado. “Calculamos que en octubre terminaríamos de hacer todas pruebas de producción para comenzar la operación comercial en noviembre”, recalcó Castro.

Con la puesta en marcha de este complejo industrial, el sector acerero del país cubriría el 100% de la demanda, así todas la obras de infraestructura como el Metro de Bogotá, las vías 4G y 5G, así como los proyectos de vivienda, contarían en totalidad para su montaje con el acero nacional.

“Una vez la planta inicie su producción comercial, irá aumentando su capacidad instalada de operación de manera gradual para ir reemplazando las importaciones”, precisó Castro.

Datos de la Cámara de Acero de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) indican que en el país se consumen cerca de 1.500.000 toneladas de varilla corrugada de acero, y la producción local cubre más de 1.000.000 toneladas. Y la importación para atender la demanda es de 500.000 toneladas.

Es decir, que con producción de la nueva planta se sustituiría la totalidad de las importaciones que en su mayoría vienen de China.

“Aunque el complejo no ha comenzado su operación, todo indica que se pondrá en marcha después de septiembre lo que ayudará a incrementar la capacidad instalada del sector en un 26% de acero netamente colombiano”, recalcó María Juliana Ospina, directora ejecutiva, del Comité de Acero de la Andi.

Agregó que la producción de acero hizo parte de las excepciones del Decreto 457, lo que ayudó a continuar su operación, pero a un menor ritmo, ya que los otros sectores del encadenamiento como en la construcción de vivienda y de obras civiles no han retomado el ritmo que se esperaba, y que de paso la emergencia sanitaria contribuyó a que las importaciones de este metal decrecieran.

De acuerdo a datos de la Andi, en los 100 días de aislamiento, se ha registrado una caída en la producción de acero del 27%, así como una caída en las ventas del 35%. “Esta industria proyecta un decrecimiento del 25% en lo que queda del presente año. Además, solo se estará usando el 45% de la capacidad instalada de las cinco siderúrgicas que hay en el país”, dijo Ospina.

Y subrayó que las citadas plantas están operando en un 85% debido a que la demanda de acero en el país solo se ha reactivado en un 50%.

Finalmente, son dos las razones por las que Ternium construyó esta planta en el Atlántico. La primera, es que hoy el 100%de toda la oferta de acero en la geografía nacional está localizada en el centro y sur del país, y los grandes productores están en Boyacá, Caldas y Valle.

“Pero en la zona norte se consume más de un tercio del acero que se produce a nivel nacional. Así, el nuevo complejo, por temas logísticos atendería la demanda en los departamentos de la costa Atlántica. Y en esta región es en donde tienen más presencia las importaciones”, indicó Castro.

Y la segunda, es porque se quiere tener el complejo cerca a los puertos marítimos para la importación de insumos para la fabricación de las varillas corrugadas. “Por necesidad de materias primas, el puerto al que se acude es el de Barranquilla”, indicó Castro.

Fuente: Portafolio.
Disponible en: https://www.portafolio.co/negocios/empresas/lista-la-fabrica-con-la-que-frenaran-acero-de-china-541813