Las autoridades hicieron pruebas de diagnóstico a 9,9 millones de personas. En las últimas dos semanas solo encontraron 300 casos asintomáticos.

La ciudad de Wuhan, China, donde fueron detectados los primeros casos de COVID-19, parece haberse librado del virus SARS-CoV-2. Así lo anunciaron el 1 de junio las autoridades sanitarias luego de diagnosticar a toda su población. En total hicieron pruebas a 9,9 millones de personas.

“El 31 de mayo la ciudad de Wuhan realizó pruebas a más de 60,000 personas y no encontró infecciones asintomáticas. Esta es la primera vez desde que las infecciones asintomáticas equivalen a cero”, dijo en un comunicado la Comisión de salud municipal.

Ese gran esfuerzo por masificar las pruebas de diagnóstico, que parece imposible de lograr para muchos países, tuvo un costo cercano a 900 millones de yuanes, es decir, unos US$127 millones (dólares) y fue asumido en su totalidad por el Gobierno chino. 

La idea de realizar tests a toda su población era, justamente, identificar no sólo los casos que llegaban a los servicios sanitarios sino encontrar a las personas que, pese a tener el virus, no registraban síntomas. 

En las últimas dos semanas solo encontraron 300 habitantes que, de acuerdo a las autoridades de ese país, no parecían ser infecciosos. Tanto sus tapabocas y cepillos de dientes como las manijas de las puertas y botones de ascensores que habían tocado no tenían rastro del virus. 

Sin embargo, las autoridades de la ciudad aún temen que se presente un nuevo brote. Su motivo es simple: allí fue donde más muertes se presentaron en todo el país asiático. El COVID-19 dejó 4,634 fallecidos y, además, obligó a China a bloquear toda la provincia por tres meses.

Fuente: El Espectador.
Disponible en: https://www.elespectador.com/noticias/salud/tras-hacer-pruebas-toda-su-poblacion-wuhan-china-parece-haber-erradicado-el-virus-articulo-922444