Forjar Oportunidades acompaña y fortalece emprendimientos en Buenaventura y Santander de Quilichao
Publicado: 09 / 04 / 2021
Creado por: antoniasalazarg

El suroccidente colombiano es una de las zonas más golpeadas por la violencia en los últimos años y que parece no parar. Buenaventura y Santander de Quilichao son dos de los territorios que han vivido sumidos en esta problemática, teniendo unas de las tasas de homicidios más altas en Colombia. La violencia, la desigualdad social y la ausencia de oportunidades de educación y acompañamiento en estas zonas afectan, sobre todo, a la juventud.  

Por un lado, Buenaventura, no es solo uno de los puertos más importantes de Colombia, sino también de la costa del Pacífico de todo el continente, debido a su ubicación y a su competitividad frente al comercio exterior. A pesar de este gran panorama, Buenaventura es una de las regiones, que han sido más golpeadas por la violencia en los últimos años, incluyendo el 2021. En lo que lleva de este año, los enfrentamientos entre grupos armados ilegales han obligado a muchas familias a abandonar sus hogares por su seguridad. Este desplazamiento forzado masivo ha alarmado a todo el país y a las fuerzas armadas, que, a pesar de tener presencia en el territorio, no han logrado parar la violencia que diariamente se vive en las calles del puerto. Pero, esta no es el único obstáculo que Buenaventura debe sobrepasar, como informa El País1 durante el 2020, Buenaventura se situó como la segunda ciudad del Valle del Cauca que registraba más pobreza, llegando al 41%. 

nota_1.jpg

Por otro lado, Santander de Quilichao, es una de las ciudades más importantes del norte del Cauca, no solo por el tamaño de su población, sino también por la importancia de su comercio. Sin embargo, desde hace más de dos décadas esta ciudad está sumida en la violencia y enfrentamientos.  Hasta este momento, las problemáticas no han parado. Como asegura El País2, en 2019 la ola de violencia en Santander de Quilichao se debía a las labores de las disidencias de las Farc que se han estado fortaleciendo en el sector. Las extorciones, amenazas, desapariciones forzadas y asesinatos se suman a la lista de situaciones que los habitantes de esta ciudad han tenido que afrontar en los últimos años. Asimismo, la pobreza también afecta a esta zona, conocida por su constante comercio. En el 2020 el empleo informal se mantenía en el 86% y el porcentaje de hogares que vivían en pobreza alcanzaba el 24%.  

Dos ciudades, importantes para el comercio y el desarrollo de sus respectivas regiones, que, debido a la ausencia del Estado, los inevitables enfrentamientos y presencia de grupos armados ilegales se han visto inmersas en una violencia que pareciera interminable y, quienes más sufren estas condiciones son los jóvenes. Estos, al no tener las condiciones mínimas en cuestión de Derechos Humanos encuentran como único camino la ilegalidad y delincuencia. Con esta situación, la creación de proyectos que acompañen y formen a las juventudes se vuelve un tema de suma importancia, ya que es demostrado que darles oportunidades a las personas es hasta nueve veces más efectivo que privarlas de su libertad.  

Es por esto que nació Forjar Oportunidades, un proyecto ejecutado por la Fundación Sidoc, gracias al apoyo decidido del Programa Inclusión para la Paz de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), implementado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con el apoyo de aliados estratégicos como el Instituto de Estudios Interculturales de la Pontificia Universidad Javeriana. Un proyecto que busca acompañar a los jóvenes y adultos a través del acompañamiento psicosocial y formación en la dimensión productiva, para que los proyectos de vida de estas personas se encaminen a la legalidad. Forjar Oportunidades dio inicio en mayo del 2020, con un enfoque étnico diferencial integrando a 200 participantes, 100 de Buenaventura y 100 de Santander de Quilichao.

forjar_oportunidades_redes_4_0.png julian_de_jesus_ruiz_-_sq_0.jpg

Estos participantes o beneficiarios han sido llamados forjadores, personas expuestas a la violencia, pero con todas las intenciones de salir de ella. Es por esto, que lo más importante en este proyecto es la motivación, ¿cómo se mantiene la motivación de una persona y, sobre todo, en la virtualidad? Como asegura Rocío Gutiérrez Cely, directora de la línea de Construcción de Paz e Intervención en Violencias de Fundación SIDOC, al ver que el acompañamiento no cesa y que cuentan con apoyo diariamente, las personas se motivan a cumplir sus proyectos de vida y continúan en sus propósitos de superación y transformación.  

Según Katerine Duque, coordinadora de la línea de investigación en Movimientos Sociales y Construcción de Paz del IEI: “Es importante fortalecer los emprendimientos de los jóvenes en comunidades étnicas dado que son ellos y ellas, quienes están en situación de mayor vulnerabilidad en relación a la reconfiguración del conflicto armado. Las posibilidades y oportunidades que se abren en el marco del proyecto y de todas las acciones no solamente contribuyen a la construcción de paz, sino también a la reconciliación, a la construcción de oportunidades reales para las y los jóvenes frente a las dinámicas de las economías ilegales y los impactos de la pandemia que han ocasionado mucha deserción, sobretodo en la lógica de la educación rural.” 

Comprendiendo el impacto de este proyecto, diferentes aliados se han unido para que el trabajo pueda ser más efectivo y llegue a más personas. La Fundación W, el Sena, la Cámara de Comercio de Buenaventura y las alcaldías y administraciones municipales han contribuido a la selección de personas, acercamiento y producción de oportunidades. Por su parte, la Fundación W ha apoyado con capitales semilla, que se le han entregado a 140 emprendedores y forjadores para que materialicen o mejoren sus proyectos de vida. Por otro lado, el Sena ha apoyado a los forjadores con acompañamiento y formación en temas de empleabilidad, con la creación de hojas de vida, cómo presentarse a una entrevista y ha dado la posibilidad de que las hojas de vida de los forjadores están alojadas en su base de datos de empleos. 

forjar_oportunidades_redes_1_0.png   angie_gonzalez_0.jpeg

Para Katerine, “Focalizarnos en las comunidades étnicas es además reconocer los derechos constitucionales que tienen estas comunidades, reconocer sus tradiciones, su cultura y que sean los jóvenes quienes en el presente piensen y desarrollen acciones con un impacto territorial de incidencia que, no solo los van a fortalecer a ellos en términos personales y familiares, sino también, a su comunidad. Ahora, ampliándolo a los diferentes contextos étnicos e interinstitucionales, este fortalecimiento aporta a una planeación regional en clave intercultural que permitirá que dicho elemento se multiplique a más jóvenes de estos territorios.” 

Sin embargo y como pasa en la mayoría de los proyectos, los retos nunca faltan y, para Forjar Oportunidades uno de estos ha sido la pandemia por el COVID-19, que ha obligado a pasar de una vida presencial a la virtualidad, pero, como asegura Rocío, el equipo “ha sacado el lado positivo a la situación, así con las prácticas virtuales los forjadores han tenido la posibilidad de tener acompañamiento personalizado y atención más efectiva y rápida.” 

Actualmente el proyecto se está ejecutando en los dos municipios con grandes resultados a pesar de los diferentes inconvenientes. Las y los Forjadores se destacan por su compromiso, dedicación y seguridad en sacar adelante sus emprendimientos, los cuales no solo mejoran sus propias vidas y las de su familia, sino que son inspiración y ejemplo para sus comunidades, para vecinos y compañeros, quienes también se animan a orientar su tiempo y energía en proyectos de vida alejándose de la ilegalidad y criminalidad. 

Conozca más sobre este proceso el próximo martes, 27 de abril durante el Foro: "Forjar Oportunidades para el Desarrollo Social de los Territorios" con la participación de la Cámara de Comercio de Buenaventura, la Alcadia de Santander de Quilichao, el Grupo Empresarial SIDOC, la Organización Internacional para las Migraciones OIM y el Instituto de Estudios Interculturales desde las 4:00 p.m. a través del Facebook del IEI. 


Referencias:

https://www.elpais.com.co/contenido-premium/que-tan-pobres-son-los-valle...

https://www.elpais.com.co/colombia/las-disidencias-de-las-farc-que-tiene...

Aquí formamos a los líderes que el mundo necesita.

La Responsabilidad Social Universitaria tiene el compromiso con la comunidad con la que obra y con la sociedad en la que se inserta.

La sociedad está en el corazón de esta Universidad.

La Responsabilidad Social Universitaria es imperativo ético de coherencia.

¿Sabes? Uno también se puede graduar cum laude de la vida.

¿Sabes? Uno también se puede graduar cum laude de la vida.

Si te fijas bien, es imposible el saber sin tener completo el ser

Lo que hagas te hará famoso, cómo lo hagas te hará inspirador.

“Una mala persona no llega nunca a ser buen profesional”.

Howard Gardner, neurocientífico; autor de la teoría de las inteligencias múltiples. Universidad de Harvard.

Nos gustan los seres íntegros, que inspiran a otros.

La Responsabilidad Social Universitaria es un compromiso y aporte de valor agregado.

Le damos igual valor a la mente y al corazón.

Eres capaz de aprender a ser lo mejor que puedas ser para el mundo.

La vida te va a medir por mucho más que resultados.